Publicado Noviembre 29, 2022 | Pastor Michel Calle

32. DIOS ES AMOR

I Juan 4: 9. “En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él.”

32.  DIOS ES AMOR

Dios manifestó su amor asía nosotros: en que envió a su Hijo unigénito al mundo para que vivamos por medio de él.

  • El amor de Dios no es solo de palabra.
  • Es un amor puesto en acción que ha sido mostrado a la humanidad desde el principio.

¿Qué Es El Amor De Dios?

La premisa es que "El amor es de Dios".

  • Esto no significa simplemente que el amor proviene de Dios, sino que Él es su fuente, porque Él es amor.
  • Todas las cosas creadas son de Dios, porque por Él todas las cosas fueron hechas, y de Él dependen todas.
  • Pero el amor no es una cosa creada; sino que es una propiedad divina, un afecto divino.
  • En su esencia es comunicativo y engendrador de su propia semejanza.

¿Quienes Disfrutan Y Dan Del Amor De Dios?

Solo los nacidos de Dios puede recibir su amor en plenitud y dar este amor a su prójimo; por lo tanto, quien ama tanto debe ser nacido de Dios.

  • Nacer de Dios implica conocer a Dios.
  • Es un conocimiento de Dios que pertenece exclusivamente a la relación constituida y realizada al nacer de Dios.
  • Es el conocimiento mismo de Dios en Su Hijo unigénito, a quien envió para manifestar Su amor.

Preguntas Que Tienen Respuesta Solo En El Amor De Dios.

¿Por qué el mundo ha sido creado?

¿Por qué hemos sido colocados en él para poseer el dominio de la tierra?

¿Por qué somos preservados con vida para disfrutar de sus bendiciones?

¿Por qué estamos dotados de luz y comprensión?

La única razón que existe, es el amor gratuito de Dios, aunque existen muchas otras pruebas del amor de Dios hacia nosotros.

  • Dios no escatimó a su propio Hijo, para que con su muerte nos restaurara a la verdadera vida.
  • Sin lugar a dudas su bondad y gracia son lo más maravilloso que nos pudo suceder.
  • Cristo, es la ilustre prueba del singular del amor divino hacia nosotros.
  • Él lo llama su unigénito, y lo entrega como prueba de su gran amor.
  • Y va más allá, nos lo da como ejemplo vivo para que podamos vivir a través de él, porque sin él todos estamos muertos, pero con su venida nos trajo la vida plena y abundante.

Dios se ha mostrado de tal manera como amor, que no podemos ser privados del gozo eterno, a menos que sea por nuestra incredulidad e independencia, que nos condenaría a una miseria sin remedio, al transgredir las leyes de nuestro Creador.

  • Ninguna de nuestras palabras o pensamientos puede hacer justicia del asombroso amor de un Dios santo hacia los pecadores, que no podían beneficiarle ni perjudicarle.
  • A los que podía eliminar un momento, y cuyo merecimiento de su venganza se demostró en el método por el que fueron salvados.
  • Aunque podría haber creado por su Palabra todopoderosa otros mundos, con seres más perfectos, si lo hubiera considerado oportuno.

No podemos ver ni tocar a Dios, pero si podemos amar a Dios.

  • Y el amor, por lo tanto, toma el lugar de los ojos y sentidos naturales.
  • Solo podemos sentir y ver el amor de Dios, porque él mora en nosotros, Él residente dentro de nuestro espíritu, aunque no es discernible naturalmente.
  • Eso es mejor que verlo con ojos naturales. 

Juan 3: 16.

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquelmas tenga vida eterna”